ACTIVIDADES DE CLASE QUINTO AÑO

Profesora Betty Albornoz Tejeira

Actividad 1 - PROPUESTA DIAGNÓSTICA

 

1- Completa con palabras o frases que asocies con la palabra Filosofía y que expresen lo que sepas, pienses, o sientas hacia ella.

2 - Fundamenta (explica porqué has seleccionado las palabras que escribiste).

 

3- Los alumnos leen la fundamentación y la clase intenta descubrir y explicar lo que han escrito.

4 - Combinando creativamente las palabras que seleccionaste elabora tu noción de Filosofía

 

 

 

Esta tarea se plantea con ls finalidad de recoger las impresiones y percepciones del grupo de estudiantes sobre la Filosofía y se emplea como insumo para realizar una perspectiva diagnóstica que resulte útil para la planificación del curso.

Actividad 2 - TEORÍA DEL CONOCIMIENTO

 

EL FENÓMENO DEL CONOCIMIENTO Y LOS PROBLEMAS CONTENIDOS EN ÉL

 

La teoría del conocimiento es, como su nombre indica, una teoría, esto es, una explicación e interpretación filosófica del conocimiento humano. Pero antes de filosofar sobre un objeto es necesario examinar escrupulosamente este objeto. Una exacta observación y descripción del objeto debe preceder a toda explicación e interpretación. Hace falta, pues, en nuestro caso, observar con rigor y describir con exactitud lo que llamamos conocimiento, este peculiar fenómeno de conciencia.(...)

En el conocimiento se hallan frente a frente la conciencia y el objeto, el sujeto y el objeto. El conocimiento se presenta como una relación entre estos dos miembros(...) En el sujeto surge una cosa que contiene las propiedades del objeto, surge una “imagen” del objeto.(...)

Esta imagen es objetiva, en cuanto que lleva en sí los rasgos del objeto. Siendo distinta del objeto, se halla en cierto modo entre el sujeto y el objeto. Constituye el instrumento mediante el cual la conciencia cognoscente aprehende su objeto.

Puesto que el conocimiento es una determinación del sujeto por el objeto, queda dicho que el sujeto se conduce receptivamente frente al objeto. Esta receptividad no significa, empero, pasividad. Por el contrario, puede hablarse de una actividad y espontaneidad del sujeto en el conocimiento.

La receptividad frente al objeto y la espontaneidad frente a la imagen del objeto en el sujeto son perfectamente compatibles.(...)

El concepto de la verdad se relaciona estrechamente con la esencia del conocimiento. Verdadero conocimiento es tan sólo el conocimiento verdadero. Un “conocimiento falso” no es propiamente conocimiento, sino error e ilusión. Mas ¿en qué consiste la verdad del conocimiento? Según lo dicho, debe radicar en la concordancia de la “imagen” con el objeto.

 

JOHANNES HESSEN-TEORÍA DEL CONOCIMIENTO

 

 

 

 

 

RESPONDE

¿Qué es la teoría del Conocimiento?

¿Qué es necesario hacer antes de filosofar sobre el conocimiento?

¿Qué es el conocimiento?

¿Cuáles elementos se pueden identificar en el conocimiento?

Según el autor: ¿qué es la verdad?

 

 

REFLEXIONA:

¿Por qué estudiamos en Filosofía la “teoría del conocimiento”?

Dentro de una esa “relación” que el autor llama conocimiento: ¿Qué

lugar ocupas cuando conoces?

¿Qué lugar ocupa el mundo o la realidad?

¿Qué problemas puede plantear el concepto de verdad expresado por el autor?

 

 

INVESTIGA:

Concepto de Conocimiento

Concepto de Realidad

Concepto de Verdad

 

ELABORA

Un esquema o mapa conceptual representando las relaciones de los conceptos e ideas estudiados.

Actividad 3 - El PROBLEMA DEL CONOCIMIENTO

 

"El primer problema que presenta el conocimiento, es la interrogante de si es posible conocer, pero este planteo encierra una pseudo interrogante, pues para cuestionarse sobre la posibilidad del conocimiento hay que realizar la actividad cognoscitiva. Lo cual conforma un círculo dialelo -vicioso-…

 

Otro problema que si es capital en la historia del conocimiento es el debate por el origen del conocimiento, y este consiste en la interrogante: ¿cómo conocemos?, ¿cuál es la vía de acceso que tiene el sujeto para saber del objeto?, ¿es la experiencia de los sentidos, o es la actividad de la razón o del entendimiento?,…

 

Un segundo problema real, consiste en preguntarse por el objeto del conocimiento, ¿qué es lo que realmente conocemos? , ¿La cosa o una imagen o idea de ella?, lo cual conduce a interrogantes tales como: si lo que conocemos es la imagen, ¿existen cosas más allá de ellas?, y de existir, ¿qué relación guardan con estas?

Este es el problema del mundo exterior. Las soluciones propuestas se agrupan en realismo e idealismo.

Sin duda este problema incide sobre la cuestión más importante de la teoría del conocimiento, el problema de la verdad.

Este es el tercer problema, ¿la verdad puede plantearse universalmente o relativamente?

 

El último problema es el de los límites del conocimiento, este se refiere a los objetos del conocimiento, es decir, ¿podremos conocer todos los objetos que existen o hay algunos que son vedados al conocimiento humano?

De esta situación surge la discusión sobre la posibilidad del conocimiento metafísico…”

Juan Carlos Yeanplong en Saldaña y Yeanplong - Filosofía Programática

 

 

 

LECTURA Y ANÁLISIS DEL TEXTO

 

RESPONDE

¿En qué consiste el problema de la posibilidad del conocimiento?

¿Cómo se plantea el problema del origen del conocimiento?

Explica el problema del objeto del conocimiento

¿Cómo queda caracterizado el problema de la verdad?

¿Cuál es el problema de los límites del conocimiento?

 

 

PIENSA Y ESCRIBE

Formula preguntas relacionadas al conocimiento, imagina que este es un objeto totalmente desconocido ante el que te encuentras en un momento dado.

Clasifica las preguntas según los problemas anteriormente presentados por el autor.

 

ELABORA

Un esquema o mapa conceptual representando los diferentes problemas, sus relaciones y las preguntas que los han originado.

Actividad 4 - El PROBLEMA DE LA POSIBILIDAD CONOCIMIENTO

El dogmatismo

 

Entendemos por dogmatismo (de dogma = doctrina fijada) aquella posición epistemológica para la cual no existe todavía el problema del conocimiento. El dogmatismo da por supuesta la posibilidad y la realidad del contacto entre el sujeto y el objeto. Es para él comprensible de suyo que el sujeto, la conciencia cognoscente, aprehende su objeto. Esta posición se sustenta en una confianza en la razón humana, todavía no debilitada por ninguna duda. Este hecho de que el conocimiento no sea todavía un problema para el dogmatismo, descansa en una noción deficiente de la esencia del conocimiento. El contacto entre el sujeto y el objeto no puede parecer problemático a quien no ve que el conocimiento representa una relación. Y esto es lo que sucede al dogmático. No ve que el conocimiento es por esencia una relación entre un sujeto y un objeto.

Cree, por el contrario, que los objetos del conocimiento nos son dados, absolutamente y no meramente, por obra de la función intermediaria del conocimiento. El dogmático no ve esta función. Y esto pasa, no sólo en el terreno de la percepción, sino también en el del pensamiento. Según la concepción del dogmatismo, los objetos de la percepción y los objetos del pensamiento nos son dados de la misma manera: directamente en su corporeidad. (...) Como actitud del hombre ingenuo, el dogmatismo es la posición primera y más antigua, tanto psicológica como históricamente.

 

El escepticismo

 

Según el escepticismo, el sujeto no puede aprehender el objeto. El conocimiento, en el sentido de una aprehensión real del objeto, es imposible según él. Por eso no debemos pronunciar ningún juicio, sino abstenernos totalmente de juzgar.

Mientras el dogmatismo desconoce en cierto modo el sujeto, el escepticismo no ve el objeto. Su vista se fija tan exclusivamente en el sujeto, en la función del conocimiento, que ignora por completo la significación del objeto. Su atención se dirige íntegramente a los factores subjetivos del conocimiento humano. Observa cómo todo conocimiento está influido por la índole del sujeto y de sus órganos de conocimiento, así como por circunstancias exteriores (medio, círculo cultural). De este modo escapa a su vista el objeto, que es, sin embargo, tan necesario para que tenga lugar el conocimiento, puesto que éste representa una relación entre un sujeto y un objeto.

El escepticismo se encuentra, ante todo, en la Antigüedad. Su fundador es Pirrón de Elis (360-270).

Según él, no se llega a un contacto del sujeto y el objeto. A la conciencia cognoscente le es imposible aprehender su objeto. No hay conocimiento. De dos juicios contradictorios el uno es, por ende, tan exactamente verdadero como el otro. Esto significa una negación de las leyes lógicas del pensamiento, en especial del principio de contradicción. Como no hay conocimiento ni juicio verdadero. Pirrón recomienda la abstención de todo juicio.

 

El subjetivismo y el relativismo

 

El escepticismo enseña que no hay ninguna verdad. El subjetivismo y el relativismo no van tan lejos.

Según éstos, hay una verdad; pero esta verdad tiene una validez limitada. No hay ninguna verdad universalmente válida. El subjetivismo, como ya indica su nombre, limita la validez de la verdad al sujeto que conoce y juzga. Éste puede ser tanto el sujeto individual o el individuo humano, como el sujeto general o el género humano.”

 

JOHANNES HESSEN

TEORÍA DEL CONOCIMIENTO

TRADUCCIÓN DE JOSÉ GAOS

TAREAS

1 - REALIZA UN CUADRO COMPARATIVO CON LAS PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DEL DOGMATISMO,ESCEPTICISMO Y RELATIVISMO

 

 

ANÁLISIS DE TEXTOS FUENTES

 

 

SEXTO EMPIRICO

“HIPOTIPOSIS PIRRÓNICAS” (Siglo II d.C.)

Libro 1 – Extractos

DE LOS NOMBRES DEL ESCEPTICISMO:

 

“La Filosofía escéptica se llama inquisitiva por emplear su actividad en inquirir y examinar; abstentiva por la actitud que resulta de la investigación en el que examina; dubitativa, ya que todo lo pone en duda y lo investiga, como algunos dicen, ya por no saber a qué atenerse respecto de la aprobación o la negación; y pirrónica, por parecernos que Pirrón se entregó de un modo más real y manifiesto que sus predecesores a la consideración escéptica”

 

DE LOS PRINCIPIOS DE LA FILOSOFÍA ESCÉPTICA:

 

“El principio causal de la filosofía escéptica decimos que es la esperanza de alcanzar la imperturbabilidad, pues los hombres de naturaleza noble, turbados por la anomalía que hay en las cosas, y no sabiendo a cuales de ellas se debe asentir preferentemente, vienen a investigar qué es verdadero en las cosas, y qué falso, con la intención de alcanzar la imperturbabilidad por este discernimiento. Pero el principio constitutivo de la filosofía escéptica es, ante todo, el hecho de que a toda razón se opone otra razón equivalente; esto es un efecto, lo que a nuestro parecer, nos lleva a no dogmatizar…”

 

FRAGMENTOS DE PROTÁGORAS

 

“Yo digo que el Hombre es la medida de lo que es y de lo que no es; y que hay una inmensa diferencia entre un individuo y otro, precisamente porque uno son y parecen ciertas cosas, para el otro otras […]”

Protágoras

 

 

2 - Analiza los textos propuestos.

3 - Elabora un diálogo con personajes escépticos, dogmáticos y relativistas.

Actividad 5 - El PROBLEMA DEL ORIGEN DEL CONOCIMIENTO

 

 

1. ¿Cómo sé que estoy en el salón de clases?

2.Si A es mayor que B

B es mayor que C

 

¿Cómo es A con respecto a C?

¿Cómo llego a ésta conclusión en cuanto A B y C pueden ser cualquier objeto presente o ausente?

 

.......................................................................................................................................

 

¿Cuál es la fuente del conocimiento: la razón o la experiencia? Las respuestas dadas a esta cuestión dieron origen a las siguientes doctrinas: el racionalismo, el empirismo, el intelectualismo y el apriorismo.

Racionalismo: Esta doctrina encuentra en la razón, la fuente del conocimiento. EL conocimiento sólo es tal en cuanto sea "lógicamente necesario y universalmente válido". Se fundamenta en que los juicios que proceden de la razón y de los procesos intelectivos, poseen necesidad, lógica y validez. Según los racionalistas las percepciones sensoriales, no pueden conducir de manera alguna a la verdad; los sentidos pueden engañarnos y por lo tanto no son confiables ya que no producen un verdadero saber. Platón, Plotino, San Agustín de Hipona, Descartes y Leibniz son exponentes de esta corriente de pensamiento.

Empirismo: Según el empirismo, todo conocimiento humano proviene de la experiencia; la razón se fundamenta en los datos y percepciones sensoriales. El sujeto no extrae el conocimiento de la razón sino de la experiencia. El racionalismo parte de una idea, el empirismo del hecho concreto. La razón, el espíritu humano está vacío, se nutre de las percepciones; el empirismo justifica en la evolución del pensamiento y del conocimiento humano su postura frente al conocimiento: desde su nacimiento, el ser humano comienza a percibir sensorialmente los objetos y poco a poco, con base en las percepciones, conforma representaciones mentales generales y conceptos. John Locke, David Hume, John Stuart Mill pertenecen a esta doctrina filosófica.

Intelectualismo: El intelectualismo asume una posición intermedia entre el racionalismo y el empirismo. Considera la importancia de los juicios lógicamente necesarios y universalmente válidos. Sin embargo, no acepta que provengan de la razón sino de la experiencia. "nada hay en la razón que primero no haya pasado por los sentidos". Los intelectualistas más representativos son Aristóteles y Santo Tomas de Aquino.

Apriorismo: Se considera otro intento de síntesis del racionalismo y del empirismo. Afirma que en la razón, existen formas de conocimiento que reciben sus contenidos de la experiencia. Mientras el intelectualismo deriva los conceptos de la experiencia, para el apriorismo, el factor a priori procede de la razón, del pensamiento. El apriorismo es representado por Inmanuel Kant.

BIBLIOGRAFÍA: Hessen, Johannes, "Teoría del conocimiento"

 

......................................................................................................................................

PIENSA Y RESPONDE

 

¿Qué posición te parece más correcta? ¿Por qué?

¿Es posible una posición intermedia? ¿Cuál?

....................................................................................................................................

 

 

ANÁLISIS DE TEXTOS FUENTES

 

 

René Descartes (1596-1650), Meditaciones metafísicas.

 

Así pues, supondré que hay, no un verdadero Dios -que es fuente suprema de verdad-, sino cierto genio maligno, no menos artero y engañador que poderoso, el cual ha usado de toda su industria para engañarme. Pensaré que el cielo, el aire, la tierra, los colores, las figuras, los sonidos y las demás cosas exteriores no son sino ilusiones y ensueños, de los que él se sirve para atrapar mi credulidad. Me consideraré a mi mismo como sin manos, sin ojos, sin carne, sin sangre, sin sentido alguno, y creyendo falsamente que tengo todo eso. Permaneceré obstinadamente fijo en ese pensamiento, y si, por dicho medio, no me es posible llegar al conocimiento de alguna verdad, al menos está en mi mano suspender el juicio. Por ello, tendré sumo cuidado en no dar crédito a ninguna falsedad, y dispondré tan bien mi espíritu contra las malas artes de ese gran engañador que, por muy poderoso y astuto que sea, nunca podrá imponerme nada.

(Meditación primera)

………………………………………………………………………………………………………………………………

¿Qué soy, entonces? Una cosa que piensa. Y ¿qué es una cosa que piensa? Es una cosa que duda, que entiende, que afirma, que niega, que quiere, que no quiere, que imagina también, y que siente. Sin duda no es poco, si todo eso pertenece a mi naturaleza. ¿Y por qué no habría de pertenecerle? ¿Acaso no soy yo el mismo que duda casi de todo, que entiende, sin embargo, ciertas cosas, que afirma ser ésas solas las verdaderas, que niega todas las demás, que quiere conocer otras, que no quiere ser engañado, que imagina muchas cosas -aun contra su voluntad- y que siente también otras muchas, por mediación de los órganos de su cuerpo? ¿Hay algo de esto que no sea tan verdadero como es cierto que soy, que existo, aun en el caso de que estuviera siempre dormido, y de que quien me ha dado el ser empleara todas sus fuerzas en burlarme? ¿Hay alguno de esos atributos que pueda distinguirse de mi pensamiento, o que pueda estimarse separado de mí mismo?

(Meditación segunda)

………………………………………………………………………………………………………………………………

“Sé con certeza que soy una cosa que piensa; pero ¿no sé también lo que se requiere para estar cierto de algo? En ese mi primer conocimiento, no hay nada más que una percepción clara y distinta de lo que conozco, la cual no bastaría a asegurarme de su verdad si fuese posible que una cosa concebida tan clara y distintamente resultase falsa. Y por ello me parece poder establecer desde ahora, como regla general, que son verdaderas todas las cosas que concebimos muy clara y distintamente.

Sin embargo, he admitido antes de ahora, como cosas muy ciertas y manifiestas, muchas que más tarde he reconocido ser dudosas e inciertas. ¿Cuáles eran? La tierra, el cielo, los astros y todas las demás cosas que percibía por medio de los sentidos. Ahora bien: ¿qué es lo que concebía en ellas como claro y distinto? Nada más, en verdad, sino que las ideas o pensamientos de esas cosas se presentaban a mi espíritu. Y aun ahora no niego que esas ideas estén en mí. Pero había, además, otra cosa que yo afirmaba, y que pensaba percibir muy claramente por la costumbre que tenía de creerla, a saber: que había fuera de mí ciertas cosas, de las que procedían esas ideas, y a las que éstas se asemejaban por completo. Y en eso me engañaba; o al menos si es que mi juicio era verdadero, no lo era en virtud de un conocimiento que yo tuviera.”

 

Descartes, Meditaciones metafísicas, Meditación Tercera. Editorial Alfaguara, Madrid

 

 

 

 

Ensayo sobre el entendimiento humano John Locke (1632 - 1704)

 

Libro II. Capítulo 1. De las ideas en general, y de su origen

 

§ 1. 'Idea' es el objeto del pensamiento. Siendo cada ser humano consciente por sí mismo de que piensa, y siendo aquello a lo que se aplica su mente mientras piensa ideas que están ahí, es incuestionable que los seres humanos tienen en sus mentes varias ideas, tales como las que expresan las palabras "blancura", "dureza", "dulzura", "pensamiento", "movimiento", "ser humano", "elefante", "ejército", "ebriedad", y otras. Lo primero que cabe preguntarse entonces será ¿cómo llega a ellas? Sé que se acepta la idea de que los seres humanos llevan impresas en sus mentes nada más nacer ideas innatas y caracteres propios. Ya he examinado en profundidad esta opinión, y supongo que lo que he dicho en el Libro anterior podrá admitirse con mucha más facilidad cuando haya demostrado de dónde saca el entendimiento todas las ideas que tiene, y de qué maneras y en qué grados le llegan a la mente, para lo que apelaré a la capacidad de observación y a la experiencia de cada ser humano.

§ 2. Todas las ideas vienen de la sensación o de la reflexión. Supongamos entonces que la mente sea, como decimos, un papel en blanco, desprovisto de caracteres, sin ideas: ¿cómo llega a equiparse? ¿Cómo accede a ese almacén inmenso que pinta la imaginación de un ser humano (tan atareada siempre y tan sin límites) y que muestra una variedad casi inagotable? ¿Dónde consigue todos los materiales de la razón y el conocimiento? A esta pregunta contesto con una palabra, de la EXPERIENCIA. En ella se funda todo nuestro conocimiento, y de ella procede nuestro conocimiento en última instancia. Es nuestra observación, ya sea empleada en los objetos sensibles externos o bien en las operaciones internas percibidas y meditadas por nosotros, la que proporciona a nuestro entendimiento todos los materiales que empleamos al pensar. He aquí las dos fuentes del conocimiento, de donde brotan todas las ideas que tenemos, o que podemos llegar a tener, de manera natural.

§ 3. Los objetos de la sensación, una de las fuentes de las ideas. En primer lugar, nuestros sentidos, al entrar en contacto con objetos sensibles particulares, generan en la mente varias percepciones distintas de las cosas, que varían según los diferentes modos en que esos objetos las afectan. Así llegamos a las ideas que tenemos de amarillo, blanco, calor, frío, blando, duro, amargo, dulce, y a todas las que llamamos cualidades sensibles, y cuando digo que los sentidos las generan en la mente, quiero decir que éstos, a partir de objetos externos, generan en la mente lo que producen en ella dichas percepciones. A esta gran fuente de casi todas las ideas que tenemos, que depende completamente de los sentidos, y que deriva de éstos al entendimiento, la llamo SENSACIÓN.

§ 4. Las operaciones de nuestra mente, la otra fuente de las ideas. En segundo lugar, la otra fuente empleada por la experiencia para equipar el entendimiento con ideas es la percepción en nuestro propio interior de las operaciones de nuestra mente cuando ésta se ocupa de las ideas que contiene; operaciones que, cuando el alma las medita y considera, equipan el entendimiento con otro conjunto de ideas que no podrían obtenerse directamente de las cosas. Tales operaciones son la percepción, el pensamiento, la duda, la creencia, el razonamiento, el conocimiento, la volición, y todas las diferentes actuaciones de nuestras mentes; siendo consciente de éstas, y observándolas en nuestro interior, las recibimos en nuestro entendimiento como ideas distintas, como recibimos los cuerpos que afectan nuestros sentidos. Esta fuente de ideas está en el interior de cada ser humano; y aunque no es sensación, pues nada tiene que ver con los objetos externos, aun así se le parece, por lo que podríamos llamarla sensación interna. Pero como a lo otro lo llamo SENSACIÓN, llamaré a esto REFLEXIÓN, siendo las ideas que ésta se permite tener sólo las que la mente logra mediante la reflexión sobre sus propias operaciones internas. De aquí en adelante, se entenderá que "reflexión" es, por tanto, ese darse cuenta de sus propias operaciones que realiza la mente con la razón, y las maneras en que las realiza, razón por la que llega a haber ideas de estas operaciones en el entendimiento. Estas dos, a saber, las cosas materiales externas, en tanto que objetos de la SENSACIÓN, y las operaciones internas de nuestras propias mentes, en tanto que objetos de la REFLEXIÓN, son para mí las únicas fuentes de todas nuestras ideas. Uso aquí el término 'operaciones' en un sentido amplio, que incluye no sólo las actuaciones de la mente respecto a sus ideas, sino también lo que podrían llamarse las pasiones que surgen a veces de ellas, como la satisfacción o el malestar que surge de cualquier pensamiento.

 

......................................................................................................................................

 

ACTIVIDAD

 

Analiza los textos propuestos. Indica situaciones cotidianas  y sus consecuencias donde puedas reconocer las posiciones de los autores con relación al origen del conocimiento.

 

 

 

Actividad 6 - Argumentación

 

 

Todo conocimiento es, en última instancia, un enunciado bien fundamentado...¿Qué significa fundamentar un enunciado?

“La argumentación es el estudio de las técnicas discursivas que permiten provocar o aumentar la adhesión de las personas a las tesis que se presentan para su asentimiento.”

Perelman

 

“La argumentación es un procedimiento interactivo que apunta a resolver una diferencia de opinión mediante un intercambio regular de actos de habla.”

Van Eemeren

 

…«dar un argumento» significa ofrecer un conjunto de razones o de pruebas en apoyo de una conclusión. Aquí, un argumento no es simplemente la afirmación de ciertas opiniones, ni se

trata simplemente de una disputa. Los argumentos son intentos de apoyar ciertas opiniones con

razones.El argumento es esencial, en primer lugar, porque es una manera de tratar de informarse

acerca de que opiniones son mejores que otras. No todos los puntos de vista son iguales. Algunas

conclusiones pueden apoyarse en buenas razones, otras tienen un sustento mucho más débil. Pero a menudo, desconocemos cual es cual. Tenemos que dar argumentos en favor de las diferentes conclusiones y luego valorarlos para considerar cuan fuertes son realmente. (…)

Las Claves de la Argumentación-Anthony Weston

 

“Una argumentación consiste en una o más razones que se ofrecen para fundamentar una afirmación con el objeto de convencer a alguien de ella o al menos de justificar su aceptabilidad.

Esto significa que una persona que argumenta no expresa simplemente lo que piensa, sino que

además lo respalda y busca a través de ello producir un efecto en el interlocutor.”

“Cómo hacer cosas con razones” – Raquel Guinovart

 

“La argumentación es una actividad verbal, social y racional, destinada a convencer a un crítico

razonable de la aceptabilidad (o no aceptabilidad) de un punto de vista, mediante la presentación

de una constelación de proposiciones que pretender justificar o refutar la proposición expresada

en el punto de vista”

Eemeren-Grootendorst

 

TAREA:

Lee las definiciones de Argumentación que proponen los diferentes autores.

Subraya en cada definición las palabras que consideres claves.

Con las palabras seleccionadas elabora tu noción de Argumentación.

 

Investiga algunos ejemplos cotidianos donde puedas identificar procesos argumentativos.

 

Reflexiona sobre el papel de la argumentación en el conocimiento y la verdad.

 

Presenta un informe sobre lo que desarrollaste en esta actividad

 

 

 

 

Actividad 7 -  ARGUMENTACIÓN Y SU CONTEXTO

Las Claves de la Argumentación-Anthony Weston

 

¿Por qué argumentar?

 

“Algunas personas piensan que argumentar es, simplemente, exponer sus prejuicios bajo una nueva forma. Por ello, muchas personas también piensan que los argumentos son desagradables e inútiles. Una definición de «argumento» tomada de un diccionario es «disputa». En este sentido, a veces decimos que dos personas «tienen un argumento»: una discusión verbal. Esto es algo muy común. Pero no representa lo que realmente son los argumentos.

…«dar un argumento» significa ofrecer un conjunto de razones o de pruebas en apoyo de una conclusión. Aquí, un argumento no es simplemente la afirmación de ciertas opiniones, ni se trata simplemente de una disputa. Los argumentos son intentos de apoyar ciertas opiniones con razones.

El argumento es esencial, en primer lugar, porque es una manera de tratar de informarse acerca de que opiniones son mejores que otras. No todos los puntos de vista son iguales. Algunas conclusiones pueden apoyarse en buenas razones, otras tienen un sustento mucho más débil. Pero a menudo, desconocemos cual es cual. Tenemos que dar argumentos en favor de las diferentes conclusiones y luego valorarlos para considerar cuan fuertes son realmente.(…)

Argumentar es importante también por otra razón. Una vez que hemos llegado a una conclusión bien sustentada en razones, la explicamos y la defendemos mediante argumentos. Un buen argumento no es una mera reiteración de las conclusiones. En su lugar, ofrece razones y pruebas, de tal manera que otras personas puedan formarse sus propias opiniones por sí mismas. Si usted llega a la convicción de que esta claro que debemos cambiar la manera de criar y de usar a los animales, por ejemplo, debe usar argumentos para explicar como llego a su conclusión, de ese modo convencerá a otros. Ofrezca las razones y pruebas que a usted le convenzan. No es un error tener opiniones. El error es no tener nada más”

 

 

CUESTIONARIO

 

1-¿En qué sentido se puede enunciar que los argumentos son desagradables e inútiless? ¿Por qué el autor dice eso?

2-El sentido mencionado representa lo que son los argumentos? Fundamenta

3- Cómo define el argumento este autor?

4-Por qué se conideran importantes los argumentos?

5- Qué dice el autor sobre las opiniones?

 

 

.

Actividad 8 - Composición de un Argumento

 

 

 

1. Distinga entre premisas y conclusión

El primer paso al construir un argumento es preguntar: ¿Qué estoy tratando de probar? ¿Cuál es mi conclusión?¿Recuerde que la conclusión es la afirmación en favor de la cual usted esta dando razones. Las afirmaciones mediante las cuales usted ofrece sus razones son llamadas «premisas».

 

2. Presente sus ideas en un orden natural

En cualquier caso, exprese sus ideas en un orden tal que su linea de pensamiento se muestre de la forma más natural a sus lectores.

 

3. Parta de premisas fiables

Aun si su argumento, desde la premisa a la conclusión, es válido, si sus premisas son débiles, su conclusión será débil.

 

4. Use un lenguaje concreto, específico, definitivo

Escriba concretamente, evite los términos generales, vagos y abstractos.

 

5. Evite un lenguaje emotivo

No haga que su argumento parezca bueno caricaturizando a su oponente.(…)

Si usted no puede imaginar como podría alguien sostener el punto de vista que usted esta atacando, es porque todavía no lo ha entendido bien.

En general, evite el lenguaje cuya única función sea la de influir en las emociones de su lector u oyente, ya sea en favor o en contra de las opiniones que esta discutiendo.

 

6. Use términos consistentes

Use un sólo conjunto de términos para cada idea.

 

7. Use un único significado para cada término

La tentación opuesta es usar una sola palabra en más de un sentido.

 

 

Las Claves de la Argumentación-Anthony Weston

 

 

TAREA

 

Identifica procesos argumentativos en los discursos cotidianos, publicidad, noticieros, artículos de revistas, sitios web etc.

Copia en tu cuaderno un texto argumentativo extraído de tales medios

Analiza el texto copiado desde la perspectiva de la contrucción de los argumentos: ¿Cumple con lo que propone el autor?

Presenta, explica y fundamenta el resultado de tu trabajo.

 

 

 

Actividad 9 - Estructura del discurso argumentativo

 

 

TESIS. Es la idea principal en torno a la cual se organiza el texto. La localización de la tesis condiciona la estructura del texto argumentativo. Esta puede ser: · Inductiva. El autor desarrolla su argumentación para llegar a la tesis. Esta presentación de la información da lugar a una estructura de síntesis. · Deductiva. Es la más frecuente. El autor parte de la tesis o idea general que defiende con argumentos. Este tipo de organización de lugar a una estructura de análisis.

CUERPO ARGUMENTATIVO. Está constituido por los argumentos o razones que aporta el emisor para defender su tesis.

CONCLUSIÓN. Recoge las ideas que derivan de la exposición de los argumentos planteados. Si la estructura del texto es inductiva, la conclusión coincide con la tesis.

LOS ARGUMENTOS Los argumentos son las razones, citas, datos o pruebas utilizadas por el emisor para defender su tesis.

 

 

 

ACTIVIDAD DE CLASE: Selecciona una noticia de actualidad con formato argumentativo, localiza las partes del argumento, registra en tu cuaderno, explica y comenta.

 

 

 

Actividad 10 - Las reglas de la discusión crítica


- Regla 1: Las partes no deben impedirse unas a otras el presentar puntos de vista o el ponerlos en
duda.
- Regla 2: Una parte que presenta un punto de vista está obligada a defenderlo si la otra parte le
solicita hacerlo.
- Regla 3: El ataque de una parte en contra de un punto de vista debe referirse al punto de vista
que realmente ha sido presentado por la otra parte.
- Regla 4: Una parte solo puede defender su punto de vista, presentando una argumentación que
esté relacionada con ese punto de vista.
- Regla 5: Una parte no puede presentar algo falsamente como si fuera una premisa dejada implícita
por la otra parte, ni puede negar una premisa que él mismo ha dejado implícita.
- Regla 6: Una parte no puede presentar falsamente una premisa como si fuera un punto de partida
aceptado, ni puede negar una premisa que representa un punto de partida aceptado.
- Regla 7: Una parte no puede considerar que un punto de vista ha sido defendido
concluyentemente, si la defensa no se ha llevado a cabo por medio de un esquema argumentativo
apropiado que se haya aplicado correctamente.
- Regla 8: En su argumentación, las partes sólo pueden usar argumentos que sean lógicamente
válidos o que sean susceptibles de ser validados, explicitando una o más premisas implícitas.
- Regla 9: Una defensa fallida de un punto de vista debe tener como resultado que la parte que lo
presentó se retracte de él, y una defensa concluyente debe tener como resultado que la otra
parte se retracte de sus dudas acerca del punto de vista.
- Regla 10: Las partes no deben usar formulaciones que resulten insuficientemente claras o
confusamente ambiguas y deben interpretar las formulaciones de la parte contraria tan cuidadosa
y tan exactamente como les sea posible.
(Van Eemeren, F. y Grootendodrst, R. (2002). Argumentación, comunicación y falacias. Una
perspectiva pragma-dialéctica. Santiago: Ediciones UC).

 

 

 

ACTIVIDAD DE CLASE.

Realiza un resumen en tu cuaderno de clase de las reglas propuestas por el autor en ete texto.

Selecciona una temática de tu interés y preséntala en formato argumentativo, vigila que cumpla las reglas de la argumentación.

 

Actividad 11 - ARGUMENTACIÓN Y FILOSOFÍA

 

¿PARA QUÉ SIRVE LA ARGUMENTACIÓN EN FILOSOFÍA?

 

“El efecto principal de la filosofía es suscitar el espíritu filosófico, la crítica, la sinceridad de la posición mental: la completa sinceridad, que sepan discernir entre lo que es cierto o simplemente probable y la sensación de que hay problemas insolubles…

La discusión para triunfar debe ser proscripta de esta aula más que de ninguna, ha de enseñarse a cambiar ideas para comprender, mejor, para ver más aspectos de las cuestiones: si se quiere conservar el termino discutir, ninguna clase se presenta como ésta para  enseñar a hacerlo bien, conservando el espíritu siempre dispuesto y sensible para la comprensión, para el cambio, para la duda”

 

 Vaz Ferreira.  “Sobre la enseñanza de la filosofía”

 

“La reflexión filosófica, en toda la tradición occidental, es el uso metódico de la razón para tentar responder a los problemas fundamentales del hombre, esta exigencia crítica implica que toda posición que se plantee como filosófica sea justificada, legitimada por una argumentación sólida. Ella es tanto más creíble, en tanto se apoye sobre principios, desarrolle una coherencia, resista a las refutaciones. Es necesario aprender a argumentar sus tesis, y a rechazar sus objeciones”

Michel Tozzí, “Pensar por sí mismo”, Ediciones de la Crónica Social, 1999.

(…) La escuela, pues, ha de enseñar a pensar, pero ha de enseñar a pensar mediante el diálogo. Ha de educar a las personas capaces de defender sus conocimientos y creencias presentando razones y teniendo en cuanta las razones de los demás. La escuela ha de ser una comunidad de argumentadores que se esfuerzan en alcanzar acuerdos comunicativamente logrados, basados, solamente, en la fuerza de las razones aducidas.

La argumentación, como cualquier otro juego, está sometida a unas reglas, cuyo seguimiento es condición para ser considerada una actividad racional. Pero como ocurre en todo juego, el conocimiento de sus reglas no asegura la competencia argumentativa: ésta es cuestión de práctica.

Argumentar es un juego, es decir, una práctica lingüística sometida a reglas (Wittgenstein, 1953), que se produce en un contexto comunicativo y mediante el cual pretendemos dar razón ante los demás o ante nosotros mismos de algunas de nuestras creencias, opiniones y acciones. Las razones que presentamos para justificar un dicho o un hecho, pretenden tener una validez intersubjetiva susceptible de crítica y. prácticamente por ello, se puede llegar a acuerdos comunicativamente logrados.

Un argumento es, pues, un conjunto de oraciones utilizadas en un proceso de comunicación, llamadas premisas, que justifican o apoyan a otra, llamada conclusión, que se deduce, de algún modo, de aquellas. Todo argumento supone un razonamiento en donde una conclusión se infiere de premisas. El nexo que hay entre éstas y aquellas se llama inferencia.

 

Puede tratarse de una inferencia lógica (la conclusión es una consecuencia lógica de las premisas o éstas implican lógicamente la conclusión), o de una inferencia en sentido amplio.

 

No se puede defender que un argumento es racional sólo si la conclusión se infiere lógicamente de las premisas. Pero la legitimidad de las inferencias en sentido amplio no sólo depende de la estructura formal del razonamiento sino de aspectos pragmáticos y contextuales, es decir, de aspectos referentes al marco discursivo.

Lógica formal: estudia los argumentos como pautas abstractas de razonamiento, considerando sólo su estructura formal.

Lógica informal: estudia los argumentos como muestras o ejemplares reales y concretos de expresiones lingüísticas que un hablante usa en determinados contextos comunicativos y con determinadas intenciones. Tiene como objeto los argumentos, entendidos como ejemplares lingüísticos resultantes de unos actos de habla que pretenden el intercambio de razones con el fin de llegar a acuerdos en contextos de diálogo razonado. (…)

Tomás Miranda: “El juego de la Argumentación”, Ediciones de la Torre, Madrid, 1995.

 

 

TAREA:

Identifica el papel de la argumentación en el desarrollo de una actividad filosófica según la opinión de cada autor. Presenta tu trabajo en el cuaderno de clase.

 

 

 

 

Actividad 12 - FALACIAS NO FORMALES

 

 

Son razonamientos psicológicamente persuasivos, pero lógicamente defectuosos.   Un aspecto importante que se destaca es la posibilidad de convencer que tiene una falacia. Que sea “psicológicamente persuasiva” significa que no se trata simplemente de un razonamiento equivocado, sino de un razonamiento en que el error no es evidente y que, por lo tanto, puede pasar por correcto. Esta característica justifica que le prestemos una atención especial. En las falacias formales el error se encuentra en la forma lógica del razonamiento:: la conclusión no se desprende necesariamente de las premisas, por lo que se trata de un razonamiento inválido. En el caso de las falacias no formales el problema se encuentra en el contenido del razonamiento: las premisas pueden ser falsas o pueden no ser pertinentes (adecuadas) para regar a la conclusión.

 

Falacia de apelación inapropiada a la autoridad

 

Se hace una apelación a la autoridad cuando se cita la opinión de alguna  autoridad como razón para creer en la verdad o falsedad de una afirmación (Comesaña, 2001: 65) Cuando hablamos de evidencia empírica señalamos que este es un procedimiento que realizamos a menudo cuando carecemos del co¬nocimiento o la capacidad necesarios para comprobar la verdad de alguna afirmación. Una autoridad es alguien (una persona u organización) competente en algún campo del conocimiento capaz de determinar la verdad de juicios en ese terreno. Dada la amplitud y especialización actual del conocimiento, ninguna persona puede saberlo todo sobre todo, por lo cual muchas veces es necesario apelar a la autoridad. De modo que no hay nada de malo en la apelación en misma, siempre que se haga apropiadamentLa falacia de apelación inapropiada a la autoridad puede cometerse básicamente de dos formas. La más común sucede cuando se hace referencia a una autoridad en un campo que no es su competencia. Este fenómeno se denomina “transferencia de autoridad”, y puede apreciarse claramente, por ejemplo, cuando en una publicidad vemos a deportistas que nos recomiendan máquinas de afeitar o relojes, o también en publicidades partidarias que citan la opinión de escritores o músicos que los apoyan. Puede cometerse el mismo error (aunque de un modo más sutil) en disciplinas complejas que tienen especialistas en distintas ramas. Por ejemplo, cuando se apela a la opinión de un médico de medicina  general para resolver un problema oncológico. Obviamente su autoridad es ma¬yor que la de un profesor de filosofía, pero dada la existencia de expertos en ese terreno, su palabra no es la más autorizada. La segunda forma en que puede cometerse esta falacia de apelación inapropiada a la autoridad es presentando la opinión de una autoridad que sostiene un punto de vista particular sobre un tema en el que no existe acuerdo como si fuera representativo de la opinión de la mayoría de las autoridades en esa área.

 

Para evitar la falacia de apelación inapropiada a la autoridad debemos se¬guir las siguientes reglas:

 

  1. La fuente citada debe ser, efectivamente, una autoridad en la materia en cuestión.

 

  1. La autoridad citada debe ser representativa de la opinión del resto de las autoridades en el tema que se discute.

 

En ciertos temas los expertos no están de acuerdo, es decir hay autorida¬des competentes que opinan de una manera y otras, igualmente idóneas, pien¬san lo contrario. En estos casos, cuando en una argumentación hay enfrenta¬miento entre autoridades, es importante averiguar el estatus de ellas. No es lo mismo el valor que le damos a la opinión de un estudiante de medicina, que a un médico experiente, y la autoridad de este es menor enfrentada a la de un grado cinco en la especialidad del problema que se está discutiendo. Pero, si el estatus de la autoridades que difieren es el mismo y el más alto en la materia, significa que el asunto en cuestión sigue siendo tema de investigación y no hay una posición formada sobre la que la comunidad científica esté de acuerdo. En este caso no tiene sentido oponer las distintas autoridades entre sí. Y dado que admitimos que nadie tiene acceso privilegiado a la verdad, es obvio que no podremos resolver el asunto apelando a ellas.

 

  1. Nunca debe tomarse un argumento de autoridad como definitivo.

 

Aún cuando la autoridad sea competente y la más acreditada, puede equi-vocarse. Por lo cual un argumento de autoridad no puede zanjar una cuestión. Puede contribuir a apoyar un punto de vista, pero siempre debe ser posible discutirla.

 

 

 Falacia ad hominem (contra el hombre)

 

 

       Esta falacia suele emplearse cuando es difícil atacar la argumentación ajena. Consiste en atacar a la persona que formula una argumentación en lugar de atacar la argumentación en si misma. Para ilustrarlo con una metáfora futbolística es como ir contra el rival, en lugar de ir a la pelota. Este tipo de ataque no tiene ningún valor desde el punto de vista lógico, pero puede tener un gran valor psicológico Desde ese punto de vista, la aceptabilidad de lo que se dice está  fuertemente relacionada con la credibiliad en quien lo dice. Hay muchas formas de ir contra el hombre, aquí solamente vamos a ver tres:

 

 

a. Ad hominem abusivo u ofensivo

 

Consiste en descalificar la opinión de un interlocutor por alguna de sus características personales (sexo, edad, origen étnico, filiación política o religiosa, nivel socioeconómico, reputación, etcétera) de manera que esa descalificación se extienda a sus argumentos. Imaginemos que en una discusión en el parlamento un senador le dice a otro: - “Usted es un ladrón, no es quien para venir a hablar de corrupción.” La acusación que le hace al interlocutor desacredita a esta persona como sujeto moral, atacando su reputación. Si efectivamente hay sospechas sobre su honestidad, es probable que escuchemos con escepticismo lo que está diciendo. Sin embargo, la persona aludida bien podría ser un ladrón, pero estar diciendo la verdad cuando señala que en cierta parte de la administración pública se está cometiendo un delito. Como ciudadanos nos convendría averiguar si es cierto lo que dice.

 

b.Circunstancial o por los intereses

 

Aquí no se ataca directamente al hombre, sino que se señala que las circunstancias en las que está invalidan su opinión. No se alude a sus características personales, sino al vínculo con la situación que se discute. Por ejemplo, supongamos que un profesor afirma que el presupuesto asignado a la educación es demasiado bajo, y que es necesario aumentar el porcentaje del PBI dedicado a la educación. Otra persona le dice claro, que otra cosa podés opinar vos si eso significa que te suban el sueldo.  En realidad, la afirmación del profesor de que el presupuesto educativo es baja puede ser cierta aun cuando a él le resulte conveniente afirmarlo. Para invalidar la argumentación debemos atacar sus argumentos, por ejemplo, ofreciendo cifras de otros países que muestren que comparativamente, el presupuesto es igual e mayor.

 

c. “tú también”

 

La última modalidad del argumento contra el hombre que presentamos se utiliza  circunstancias en que están involucrados aspectos morales y suele ser la respuesta a una acusación. Es algo así como afirmar que el otro no es quién para señalar mis errores porque él cornete los mismos, por lo tanto no tiene la autoridad moral para hacerlo.

Por ejemplo, cuando comenzó el diferendo con la República Argentina por la instalación de la planta de Botija en Fray Bentos el tema principal giraba alrededor de la  posible contaminación que pudiera ocasionar en el lado argentino delrío Uruguay. En ese momento empezaron a aparecer en ambos países informaciones sobre la situación de Argentina respecto o plantas similares. Se supo que en el vecino país había once; que algunas poseen tecnología antigua y contaminante e incluso que hay  una que afecta al río Paraná que le sirve de límite con la República del Paraguay.

Todo eso sirvió para que algunas personas desestimaran la pregunta sobre la contaminación porque no tienen a autoridad moral para acusarnos. Ese tipo de argumentación es claramente un “tu quoque”. Si el tema es la contaminación no importa de quién venga la pregunta, debemos responderla: ¿la contaminación que produce la planta es sustentable?, ¿puede afectar a Gualeguaychú?

 

 

d.  Observaciones

 

 

    Hay ocasiones en que el ataque personal puede justificarse. Por ejemplo cuando se trata de testigos que deben proporcionar evidencias en un proceso legal. La razón para solicitar su testimonio es que no existe otra manera de descubrir la verdadera secuencia de los sucesos. Por lo tanto, la confiabilidad del testimonio es de una importancia crucial y depende directamente de a confiabilidad de la persona que aporta la evidencia. Lo que sucedió y cómo sucedió es aceptado sobre la base de su autoridad. Sí existen razones para dudar de sus poderes de observación o de su buena fe, es relevante hacer notar esto aduciendo por ejemplo, el hecho de que es corto de vista o de que tiene un interés personal en el asunto. Llevándolo al absurdo imaginemos que se presente un testigo ocular de los hechos y alguien señale que el individuo es ciego.  No se trata de una discriminación hacia la opinión de quienes padecen de esa privación física, sino la razonable observación de que su testimonio no puede ser respaldado.

 

 

 Falacias patéticas

 

 

Estas falacias reciben ese nombre porque apelan al pathos, la emoción, en lugar de al logos, la razón. En ellas se utilizan modos de persuasión que tratan de sostener un punto de vista provocando las emociones del auditorio. No se trata estrictamente de razonamientos, pero pueden ser efectivas retóricamente para ganar la adhesión del interlocutor.

Debemos aclarar que no toda apelación a

las emociones es falaz. Cuando argumentamos, tratamos de convencer con razones, pero además usualmente pretendemos lograr algún tipo de conducta. Los razonamientos pueden convencer a una persona pero no lograr mover su voluntad. Por ello no es lícito que luego de presentar razones que muestren que es aceptable lo que decimos tratemos de motivar al auditorio conmoviéndolo. El problema ocurre cuando la emoción sustituye a la argumentación y es lo único que se presenta como sustento de una postura. Veremos tres de las muchas formas que puede adquirir

este tipo de fajada

 

a.    Apelación a la misericordia

 

Como su nombre lo indica consiste en apelar a la compasión, en lugar de dar razones para lograr el asentimiento hacia una afirmación.

Veamos un caso:

 

—Profesor, usted no me puede reprobar el examen. Trabajo y estudio con mucho sacrificio.

Este resultado realmente me desanima.

 

 El hecho que señala el alumno no aporta ninguna razón para considerar que su examen no deba ser reprobado. Otra cosa seria que señale algún error en la corrección, o que tal vez el profesor no vio la segunda hoja en la que completaba su respuesta.

A veces esta falacia se complementa con el recurso de la pendiente resbaladiza, que señala que este es el primer paso para un terrible cadena de infortunios: si usted no me aprueba mis padres me echarán de mi casa, me deprimiré y me hundiré en el alcohol y las drogas y en pocos años terminaré muerto de frío en una calle solitaria, tapado por diarios viejos.

 

  1. Apelación a la lealtad

 

La apelación falaz a la lealtad señala que se debe estar de acuerdo con los intereses del grupo al que se pertenece, independientemente de que éste tenga razón o de que sus intereses estén justificados.

 

“Un médico no puede hablar mal de otro médico”.  

 

  

  1. Apelación a la fuerza o ad baculum

 

 

     La expresión ad baculum significa al bastón y alude a la amenaza de golpear, usar la fuerza, literal o figurada, en contra de quien hace una afirmación. No se dan razones para refutar lo que  ha dicho de otro, sino simplemente se le advierte las consecuencias desagradables que tendría para él mantener su posición. Se busca provocar la emoción  o el miedo. Para poder hacer una falacia de este tipo es necesario tener algún tipo de poder que permita hacer creíble la amenaza. Muchas veces las amenazas no son expresadas directamente, pero están claramente sugeridas. Veamos un ejemplo:

 

 

Cardenal viejísimo: ... Por cuanto se me ha dicho, este señor Galilei saca al hombre del centro del universo para relegarlo a un punto impreciso en sus márgenes. Es evidente por ello que el señor Galilei es un enemigo del género humano y se le trata en consecuencia. El hombre, lo saben hasta los niños, es la joya de la creación, la suprema y predilecta criatura de Dios. ¿Y es concebible que Dios haya querido confiar semejante obra maestra, su creación más sublime, a una pequeña estrella sin importancia y en movimiento perpetuo? ¿Y que haya enviado a semejante lugar a su Divino hijo? ¿Existen cerebros pervertidos hasta el punto de creer en las palabras de este esclavo de la tabla pitagórica? ¿Qué criatura de Dios puede tolerar tanta afrenta?

Prelado gordo (en voz baja aL Cardenal): Cuidado, que está aquí.

Cardenal viejísimo: ¡Ah! ¿Sois vos? Bueno, ya no tengo los ojos de antaño, pero igualmente me doy cuenta de que os parecéis como dos gotas de agua a uno que mandamos a la hoguera hace unos anos... ¿cómo se llamaba?

 

Bertolt Brecht, , Galileo Galilei, pp. 144-145.

 

 

En la última frase del Cardenal podemos apreciar a amenaza velada. Esa frase dicha por un alto representante de la Iglesia durante la Inquisición, debe ser interpretada por Galileo como advertencia: si sigues sosteniendo esas opiniones, te condenaremos a la hoguera.

 

  Falacia mayoritarista o ad populum

 

Esta falacia consiste en razonar que si una afirmación es sostenida por la mayoría de las personas, entonces es verdadera. Que una afirmación sea tomada como verdadera por una mayoría no establece, necesariamente, que sea efectivamente verdadera. Ni tampoco que sea falsa. Las mayorías tanto pueden acertar como equivocarse. Para mostrar la verdad de una proposición será necesario apelar a otras razones independientes de a creencia de las mayorías.

En el fragmento anterior de Galileo Galilei el Cardenal incurre en esta falacia cuando dice: El hombre, lo saben hastalos niños, es la joya de la creación, la suprema y predilecta criatura de Dios, Si todo el mundo lo sabe (hasta los niños)que el hombre es la joya de a creación, entonces lo es.

 

   Falacia de apelación a la ignorancia

 

Esta falacia consiste en tomar la falta de evidencia conocida en contra o a favor de una afirmación como si fuese probatoria de su veracidad o falsedad. En otras palabras, se toma la falta de evidencia como si fuese una evidencia. Esta puede adquirir dos formas básicas:

 

No se ha demostrado que A es falsa.

Por lo tanto A es verdadera.

 

No se ha demostrado que A es verdadera.

Por lo tanto A es falsa.

 Lo único que puede probar la falta de evidencia sobre un punto es que nuestro conocimiento respecto a él es insuficiente. Nada puede decirnos acerca de la verdad o falsedad de la afirmación que se está discutiendo. Ejemplos típicos de esta falacia son:

 

“No se ha demostrado que Dios existe, por lo tanto, Dios no existe (o viceversa).

 

 

Selección de: “Cómo hacer cosas con razones”. Guinovart – Aloisio.

 

TAREA: Identifica falacias en los discursos cotidianos, (Publicidad, informativos, educación, sociedad etc) presenta tu análisis por escrito en tu cuaderno de clase